Opinión

Abuso Sexual Infantil

Diana F. Gutiérrez. Lic. En Criminalística y Criminología.

CDMX. . Millones de niños alrededor del mundo son víctimas de abuso sexual infantil, generalmente los abusadores son personas cercanas, conocidas o familiares ( primos, vecinos o amigos de la familia), los niños son extremadamente vulnerables ante esta situación y precisamente es por eso que los agresores se aprovechan y cometen este y otros tipos de abuso.

Según la OMS el abuso sexual infantil se refiere a involucrar al niño en actividades sexuales (tocamientos en partes íntimas, inducción a que el niño realice tocamientos al agresor, frotamiento, penetración digital o con objetos, besos y sexo oral), las cuales no llega a comprender totalmente y por lo tanto, no está en condiciones de dar consentimiento.

Se manifiesta en actividades entre un niño y un adulto que por su edad se encuentra en posición de responsable o se le considera una persona de confianza.

De este tipo de abuso derivan otras prácticas sexuales ilegales como: prostitución y pornografía infantil pero todo con un mismo fin; satisfacer las necesidades y los deseos del abusador.

En la mayoría de los países, está práctica es ilegal y por lo tanto, se le castiga con prisión, pero en diferentes países y comunidades rurales dependiendo de la cultura, es común que los padres vendan a sus hijos, los obliguen a tener prácticas sexuales o se practique el incesto.

Suelen someter a los menores mediante la violencia y la intimidación, los amenazan para que no digan nada y es así como un menor puede ser abusado sexualmente durante años “normalizando este tipo de violencia”, es hasta que crecen que se dan cuenta que están siendo agredidos y violentados sexualmente, que no es normal pero el daño que sufrieron es irreversible y las consecuencias pueden durar toda la vida si no se le da el apoyo y terapia adecuada.

El abuso sexual infantil causa estrés y problemas en la conducta de los niños ya que se denigra su dignidad, las consecuencias a largo plazo generan actos de violencia, depresión, consumo de drogas y alcohol, embarazos no deseados, comportamientos sexuales de alto riesgo, etc.

La familia es el apoyo más importante para el niño que ha sido abusado, los programas preventivos deben están diseñados para toda la familia, los padres deben estar atentos a los cambios de conducta de sus hijos, su formación, crecimiento, desarrollo y todo su entorno en general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.