Opinión

EL DIVÁN DE MARÍA «LA RIVALIDAD ENTRE HERMANOS»

Por:  Psic.Esther Sigala R

Todos sabemos  que la familia es  muy importante en nuestras vidas, ya que todo ser humano requiere de un grupo para socializar, desarrollarse  e interactuar en la sociedad.

Para los niños  es sumamente importante y vital para la supervivencia, porque los seres humanos necesitamos de  la ayuda de adultos para  adquirir  los aprendizajes previos hasta lograr la independencia, y eso requiere de largo tiempo en nuestras vidas.

El   papel de los padres es importantísimo  para  que el niño crezca sano  física mental y emocionalmente y pueda afrontar los problemas de la vida cotidiana que puedan ir surgiendo a lo largo de su existencia.

Pero no solamente los padres son importantes en la familia, los hermanos también tienen un papel  relevante  en nuestro desarrollo y suelen estar ahí en los buenos y malos momentos.  

Al menos eso es lo que generalmente esperamos;  pero muchas veces las relaciones fraternas llegan a ser difíciles y muy tóxicas, por que se generan problemas en la infancia por  diversas situaciones.  

Aunque  los hermanos comparten los genes, la cultura, educación, clase social, experiencias familiares, y  hayan sido  criados en el mismo hogar pueden ser diferentes uno de otro.

Muchas personas dicen que” un amigo es como un hermano”, pero   se mantienen  distanciados  de sus familias, otros dicen que “la familia no se escoge”  “ no tengo porque aguantarlos”   y  deberíamos preguntarnos   ¿porque llega a  romperse ese vínculo tan importante que debe existir entre los hermanos?.

La competencia entre hermanos por el amor de los padres durante la infancia, tener que luchar por el afecto y la atención de los padres, los aspectos económicos, la pobreza etc.  lo cierto es que es muy importante mantener  un vínculo familiar  fuerte y bien nutrido, pero desde la antigüedad se han dado conflictos fatales entre hermanos,( recordemos la historia bíblica de Abel y Caín.

En resumen  Caín  no quiso dominar sus malas inclinaciones y un día, estando solos en el campo, se arrojó sobre Abel y lo mato).  Ya que estas rencillas se mantienen y  permanecen hasta la etapa adulta.   

                                                                                                                  que un alto porcentaje de hermanos mayores tienen una relación complicada con otro hermano debido a conflictos no resueltos cuando eran pequeños, en muchos casos lo hermanos siguen peleando como perros y gatos hasta que el problema se vuelve más grave rompiendo  totalmente el vínculo fraterno.

 Pero de cualquier manera la mayoría vive   la relación de hermanos  en medio  de sentimientos ambiguos porque no entienden las dinámicas de la relación ni tampoco saben qué hacer para  mejorarlas o cambiarlas.

Muchas veces la madre sigue actuando con favoritismos con uno de los hijos, lo que molesta a los demás, y se llegan a dar disputas después de tanto tiempo con ideas y frases como: “mi mama siempre te quiso más”, ” a ti nunca te pego”,” siempre te compraba más cosas”, y ya en la adultez, “mi mama quiere más a tus hijos, son sus nietos consentidos”.

Los casos que más generan conflictos son las peleas entre hermanos adultos por  el  dinero, herencias en las que le dan privilegios a uno solo, al “consentido”.

Cierto es que la relación fraterna es muy importante porque generalmente se recurre a los hermanos en momentos difíciles y lo ideal es que los hermanos se quieran, protejan,  y apoyen de manera incondicional.

Pero cada hermano  está en su derecho de tener que quiera con sus hermanos.  Pero  no es aconsejable mantener un conflicto con los hermanos porque puede llegar a un desgaste emocional por ejemplo: la relación de julia con  Patricia  que al crecer cada quien tomo su camino.

Se casaron y se apartaron, tenían muy poco en común tanto geográfica como emocionalmente, se visitaban  cada año y mantenían una excelente relación pero de lejos, decía Patricia  “a la familia como el sol entre más lejos mejor”. Ambas regresaron al seno materno por necesidad económica y empezaron las disputas.

Los expertos dicen que la mayoría  de los hermanos adultos mayores tienen buenas relaciones porque las rencillas de la infancia  logra disiparse con la vejez.. Los amigos se van,  se dan cambios de trabajo y amistades por diversas circunstancias,  los matrimonios se acaban ya sea por fallecimiento del cónyuge , divorcios  o separaciones, los padres mueren, pero los hermanos lo siguen siendo para toda la vida.                                                        

Yo creo que los hermanos son para cuidarse y protegerse independientemente de las diferencias individuales,  por ello es importante.

-Limar  las asperezas entre hermanos, es importante hablar, sacar los  rencores de  la niñez y perdonar.

-Reflexionar  cada no  en que ha contribuido  para que se diera el conflicto, reconocerlo aceptarlo y romper con ello.

-Tomar en cuenta que los hermanos fueron antes que nada, fue donde adquirimos todo el aprendizaje de los valores de la empatía, cooperación,  solidaridad, compasión y amor.

PSIC. MARIA ESTHER SIGALA R.

Cel. 614 1-22-14-48

 

One Reply to “EL DIVÁN DE MARÍA «LA RIVALIDAD ENTRE HERMANOS»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.